¿Cuán importante es la educación inicial en el desarrollo de la socialización?

 

 

La socialización es el proceso que permite a los niños integrarse a un grupo, asimilando las reglas acerca de lo aceptable y lo inaceptable en su interacción con los demás. Estas habilidades son básicas para su posterior desenvolvimiento en el mundo, y deben comenzar a ser moldeadas desde su primer acercamiento con la educación, en la etapa preescolar.

 

Por esta razón, en las siguientes líneas te describiremos la importancia de la formación temprana de las habilidades sociales a través de metodologías lúdicas guiadas por profesionales, capaces de detectar problemas de sociabilización en los pequeños y de afrontarlos a partir de técnicas pedagógicas que integren a la familia en esta tarea:

 

El juego como herramienta socializadora

 

Según una investigación realizada en la Universidad Central del Ecuador, el juego posee enorme relevancia en los procesos de socialización infantil, facilitando la adaptación y la autonomía. De esa forma, estas habilidades irán formando la personalidad del niño a partir de actividades lúdicas estructuradas según objetivos de aprendizaje social bien definidos.

 

Por ejemplo, de acuerdo a un estudio realizado en la Pontificia Universidad Católica del Perú, los juegos cooperativos son propuestas en las que se busca superar desafíos u obstáculos, y no superar a los otros, disminuyendo así las manifestaciones de agresividad en los juegos, y promoviendo actitudes de cooperación, comunicación y solidaridad.

 

Problemas de socialización y planes de acción

 

Por otro lado, expertos de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador señalan que el seguimiento personalizado durante la educación inicial permitiría actuar oportunamente frente a posibles dificultades en el desarrollo social de los pequeños. Tomemos el caso de la sobreprotección, trastorno que podría repercutir en el desarrollo del lenguaje o la motricidad del niño, y por lo tanto, en su confianza para interactuar con las personas a su alrededor.

 

En ese sentido, investigadores de la Universidad de Valladolid destacan la importancia de que los centros de preescolar cuenten con una escuela de padres que los informe y guíe sobre el desenvolvimiento social de sus hijos para prevenir problemas, además de enseñarles habilidades de refuerzo positivo, establecimientos de límites, negociación, etc.

 

De esta manera reconocemos el importante papel de la educación inicial para el correcto desarrollo de las habilidades sociales de nuestros niños, a través del uso de herramientas lúdicas diseñadas específicamente para este objetivo, así como mediante la implementación de estrategias para prevenir y contrarrestar el surgimiento de problemáticas de esta naturaleza.

 

Antes de inscribir a tus hijos en su primer centro educativo, asegúrate de que cuenten con un plan de acción frente a las necesidades de formación social de tus pequeños. Consulta a los encargados acerca del tipo de juegos que utilizan para estos fines, sin olvidar el énfasis que le otorguen a la capacitación de los padres ante posibles dificultades en este aspecto.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.